Protegido: PaPancho

Este contenido está protegido. Para verlo, por favor ingresa con tu contraseña:

Etiquetado

Yo, Presidenta. Reporte electoral.

Mi hija

Es la primera vez, desde que tengo 17 años, que durante una jornada electoral no tengo información del avance de la votación en todo el país, también es la primera vez que no veo los mensajes del Consejero Presidente del IFE, del Presidente de México ni de los candidatos vencidos y vencedor. Porque esta es la primera vez que veo una elección desde la perspectiva de una sola casilla.

He participado activamente en cinco elecciones presidenciales, en todas ellas con la firme convicción de que es por mi país, pero a diferencia de las cuatro anteriores en las que lo he hecho desde mi militancia partidista, en esta última fui llamada para hacerlo como funcionaria de casilla.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , ,

Yo, Presidenta

Esta mañana desayuné con seis de mis vecinos, todos ellos funcionarios de la casilla que tendré el honor de presidir este domingo. Nos hemos estado preparando desde abril para ocupar los cargos de presidenta, secretaria, escrutadores y suplentes. Acudimos a la capacitación y a los simulacros y el miércoles pasado recibí el paquete con las boletas, urnas, mampara, papelería y materiales electorales de manos de mi capacitadora; todo lo revisamos, registramos en un acta y volvimos a empaquetar y sellar. Así es como deberé llevarlo a la casilla mañana. Me dio mucho gusto constatar que, al igual que yo, todos mis vecinos están orgullosos y muy dispuestos a cumplir con este deber.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , ,

Políticamente irrelevante

Políticamente irrelevante

Una chava de treinta y nueve años va con su novio a España, se agarran un tour de esos en donde hay que hay que seguir al sujeto del banderín, parar cada cincuenta metros, escuchar la “historia”, esperar a que los compañeros de viaje terminen de admirar el lugar a través de la pantallita de dos pulgadas y grabar el infame video que llevarán a casa para crear (que no recrear) la experiencia de su viaje. Avanzan a la siguiente parada y lo mismo: Alto total, júntese el grupo que por aquí pasó un caballo, fotito, video, seguir al líder…

Yo creo que ante esa situación, probablemente me escondería dentro de alguna armadura hasta que la marabunta se olvidara de mi. Quizá me amarraría las agujetas muchas veces -y hasta aguantaría las patadas de los turistas que nomás ven para arriba-, y así evitar el detector infrarojo del líder y escabullirme lo más pronto posible. Bueno, en primer lugar creo que sólo me agarraría uno de esos paseos si estuviera pagando una manda. Pero, si fuera el caso –uno nunca sabe-, lo que sí te aseguro es que haría lo que fuera necesario para huir de aquélla situación.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , ,

Made

Made es mi vecina. Hasta hace poco sé como se llama, aunque ella ha vivido en esta calle y en la casa frente a la mía toda su vida. Sólo sabía que era maestra de francés, cosa que de por sí apantalla.

Hoy me la encontré en la calle y como ya nos habíamos presentado por nuestro nombre, me atreví a comentarle que el fin de semana había visto por su ventana una escena que grabé en mi mente como una fotografía de regocijo de sábado por la noche: su comedor estaba lleno de bullicio, había muchas personas que compartían bandejas con comida y conversaban entre ellos. Primero me llamó la atención la inusual concurrencia y luego me quedé en la calle contemplando un rato la escena. Se parecía a las cenas de navidad o de cumpleaños. Eso me gustó.

Sigue leyendo

Etiquetado , ,

Campañas del Corazón

¿Qué le dijo un tumor a otro tumor? El tamaño sí importa.

No me consta, pero casi seguro que ayer, en el Palacio de Covián, la conversación fue así:

Peña: Me dijo chaparrito.

Blake: Es que sí es cierto.

¿Qué se le regala a alguien que lo tiene todo? Un auto. De formal libertad.

¿Qué se le obsequia a un ex gobernador que ahorró (para sí) 104 millones de pesos? También un auto, pero de formal prisión.

Un chiste vía tuíter: Mamá, mamá, en la escuela me dicen Silvia Pinal -¡Cállate Eruviel!

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , ,

Antidoping

¡Ya párate, huevoncita, que tienes que ir a hacer pipí en un frasquito! Porque ahora, lo que la rola entre los políticos es hacerse el antidoping para comprobar que son impolutos. Ya me imagino a Hank en El Chopo: “¿me detiene tantito mi cuerno de chivo y mi abrigo de mink en lo que le lleno el botecito de tapita roja?”

Sigue leyendo

!A correr!

Ya párate, huevoncita, que ahora hay que correr, ya no la media, sino una maratón completa para estar en forma y ponernos guapos como Poiré, Ale, Ernest, Moni y todos los que desde el viernes presumen su nuevo look en el Animal Político, el Excélsior y el Reforma. Nada más que hay un detalle: ¿te alcanza, cachetona, para ir al Hospital Inglés a pesarte? ¿No? Chin, ¡lás-ti-ma mi-gor-di-ta! No será para el próximo sexenio que te veas más bonita.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , ,

¡Ya párate, huevoncita!

Número 0

Lo malo de rodearse de mujeres chipocludas es que, a las nueve de la mañana, una ya tiene que haber leído tres diarios de circulación nacional, estar  enterada de lo que dicen en cuatro noticiarios de la radio y la televisión, tener una opinión formada del acontecer mundial y, además, saber de quién es cumpleaños.

Es imperdonable no saber lo que dijo el candidato equis a la alcaldía ye, y mucho más, desconocer la posición de tal chipocluda amiga con respecto a la reforma que garantiza el acceso de la ciudadanía a sepalabola qué cosa, que hace veinte años ni se pensaba y que hoy se perfila como un derecho inalienable del ser humano.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , ,

Mi refri de hielitos

Le dije a mi novio que no estábamos listos para uno de estos, pero luego de veinte años de llenar hieleras azules quebradas por la mitad, decidió que era su momento.
La felicidad de la compra la compartimos con nuestros hijos vía BBM. Fue el primer costo de esperar tan anhelado electrodoméstico por tanto tiempo.
A casa llegó una enorme caja con etiquetas y flejes por todas partes que los operarios de la mudanza dejaron a medio camino porque no cabía por la puerta de la cocina.

Sigue leyendo

Etiquetado , ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: